Lo mismo de siempre, Rohit Shetty y sus fantasías eróticas con autos.